A la hora de invertir en un bono, el inversor debe tener en cuenta los siguientes puntos:

  1. Condiciones de emisión: los bonos pueden ser emitidos bajo diferentes condiciones según el plazo (meses, años, décadas), moneda (local o extranjera), forma de amortización del capital (en cuotas durante la vida del bono o total al vencimiento), forma del pago de intereses (cupón cero o pagos periódicos), tasa (fija o flotante), opción de recompra o de reventa. Las condiciones de emisión determinaran el flujo de fondos que recibirá el inversor. Además de las condiciones de emisión también es importante considerar quien es el emisor.

 

  1. Rentabilidad: la forma usual de calcular el rendimiento de un bono es a través de la Tasa Interna de Retorno (TIR), vendría a ser la tasa que iguala el valor presente del flujo de fondos al precio de mercado del bono. En términos matemáticos:

Dónde: $: precio, I: intereses percibidos, K: capital, n: periodo.

Hay que tener en cuenta que la TIR calculada será igual al rendimiento final del bono siempre y cuando, el bono se mantenga en cartera hasta el vencimiento y que se puedan reinvertir los cupones cobrados a la misma TIR que al momento de la compra del bono.

 

  1. Riesgos: dependiendo del tipo de bono, su compra conlleva ciertos riesgos. Entre los principales se destacan:

- Riesgo de Tasa de Interés: compuesto por el Riesgo de Reinversión y el Riesgo Precio, el primero implica la posibilidad de no poder invertir la renta obtenida a la misma tasa que la TIR al momento de la compra. El segundo es producto de las variaciones en la cotización del bono, que pueden ocasionar pérdidas o ganancias de capital en caso de no querer mantener el bono hasta el vencimiento.

- Riesgo de Default: es la incertidumbre relacionada a la posibilidad que el emisor no pueda cumplir con sus obligaciones, ya sea el pago de cupones o devolución del capital. Entre la deuda soberana y corporativa, podemos distinguir entre Riesgo País y el Riesgo Privado. El primero depende principalmente de circunstancias políticas-económicas, en cambio, el segundo del riesgo financiero y empresario.

- Riesgo de Pérdida de Poder de Compra: está relacionado a la posibilidad de que la tasa de inflación supere la tasa de rendimiento del bono. También la posibilidad de que una devaluación impacte negativamente en bonos emitidos en moneda local. Por lo tanto, la indexación es un punto importante a considerar en Argentina. Un bono puede tener un esquema de indexación del capital o del interés según distintas variables, como puede ser, la inflación, el dólar, tasas de interés de referencia.

  1. Duration y duration modificada: la duration es una medida de madurez y de riesgo. Como medida de madurez expresa de una manera más precisa el tiempo promedio en el que se espera cobrar una inversión en bonos. Por lo tanto, como medida de riesgo, a mayor duration, implicara que el bono está más expuesto al Riesgo de Default y Riesgo de Tasa de Interés. Mayores sean las amortizaciones parciales y mayores sean las rentas que paga el bono, menor será la duration. Supongamos dos bonos de mismo plazo, es decir que amortizan a la vez, y de mismo rendimiento, pero uno es un bono cupón cero y el otro paga intereses periódicamente. El primero tendrá mayor duration y será igual al tiempo de vida del bono. Y en cuanto al riesgo también implicara un mayor riesgo que el otro. Por su parte, la duration modificada es una medida de sensibilidad del precio de un bono frente a variaciones en la tasa de interés a la que se descuenta el flujo de fondos. Existe una relación inversa entre variaciones en la tasa de interés y el precio del bono. Por lo tanto, la duration modificada nos ayudara a entender el efecto aproximado que puede tener sobre nuestra cartera variaciones de tasa de interés.

Por ejemplo, una suba de 1% en las tasa de interés generara una caída igual al valor de la DM en los precios. Supongamos un bono corto que tiene una DM de 2 años y uno largo una de 12 años, el precio del primero caerá aproximadamente un 2% y el del segundo un 12% impactando negativamente en nuestro portafolio.

  1. Liquidez: es la capacidad de un activo de convertirse en dinero efectivo en forma inmediata. Una vez emitidos, los bonos cotizan en el mercado secundario, aquellos que cuentan con mayor liquidez son los que mayor volumen de negociación registran en cada rueda. La liquidez es una cualidad, de los activos financieros, muy valorada por los inversores.

Hasta aquí hemos visto ciertas cuestiones que consideramos importantes que todo inversor tenga en cuenta en el momento previo a la adquisición de un bono. Si desea obtener mayor información sobre este instrumento le recomendamos leer otros artículos relacionados que se encuentran en nuestro blog.

Open chat
Powered by